CHISTES DE LOCOS

 

 

Un loco toca la puerta de una casa, entonces abre la puerta un segundo loco y pregunta:¿A quien busca?
El primero contesta: -Te busco a ti.
El segundo responde: -Dejame ver si estoy (se retira y cuando vuelve dice): Oye no estoy.
El primero esclama: -Que lastima porque venia a pagarte un dinero que te debia.
El segundo dice: -Permiteme voy a ver si ya vine (Se retira y luego al volver le dice): Oye mi amigo ya vine.
El primero exclama: -¡LÁSTIMA, PORQUE YO YA ME FUI !

Eranse dos locos en un Manicomio

Y uno le dice a otro:

- Oye, ¿a que no eres capaz de subirte por la luz de la lámpara?

Y el otro le contesta:

- Si, claro, que listo. Para que luego tu apagues la luz y yo me caiga.

Dos locos van en tren. Uno le dice al otro:

- "Oye, ¿te has fijado que rápido pasan los postes?"

Y el otro le contesta:

- "Si, a la vuelta venimos en poste."

- ¿ Qué piensa cuando le dibujo un cuadrado ?
- Eso es una pieza de una casa y adentro hay una pareja haciendo el amor.
- ¿ Y con este triángulo ?
- ¡Es una carpa! Hay una pareja haciendo el amor.
- Hummm... Y, dígame. ¿Qué piensa sobre esta línea ?
- Es una cama... Arriba hay una pareja haciendo el amor.
- Caramba ! Ud. sólo piensa en cosas eróticas.
- Y qué quiere, doctor, ¡si Ud. hace siempre dibujos pornográficos !...

Un auto pincha una goma frente a un manicomio. El conductor saca la taza y las cuatro tuercas, pero tropieza y las tuercas se pierden en todas direcciones.
El hombre no sabe que hacer, hasta que alguien lo chista desde el edificio.
- ¿Qué pasa? ¿Qué quiere?
- ¿Por qué no saca una tuerca de cada una de las demás ruedas y la pone en ésa? Así, todas quedan con 3 tuercas...
- ¡Caramba! ¡Tiene razón ! ¡Qué buena idea! Pero, digame...¿ Por qué está en el manicomio?

- A mí me encerraron por loco, no por estúpido.

En la consulta del psiquiatra: 
-Doctor, cada noche tengo el mismo sueño: empujo una puerta con una palabra escrita encima. Empujo, empujo y empujo, pero nunca consigo abrirla. 
-Y que hay escrito en la puerta?
-"Tirar".

 

     Volver a Humor